miércoles, 4 de marzo de 2009

El Islam: un mundo desconocido

El conflicto en Gaza es complejo y extenso. Lo real, concreto e inmediato fue la masacre perpetrada por el ejército sionista al pueblo palestino. El punto geográfico estratégico que representa el estado de Israel, los diversos recursos de la zona y la importancia de establecer como sistema único al capitalismo, son los intereses de países como Estados Unidos, para provocar este conflicto.

Gandhi decía: "Palestina pertenece a los árabes de la misma manera que Inglaterra pertenece a los ingleses o Francia a los franceses. Lo que está sucediendo en Palestina, en la actualidad, no puede ser justificado por ningún código moral de conducta. Si ellos tienen que considerar a la Palestina geográfica como su hogar nacional, es incorrecto que entren al país bajo la sombra de los fusiles británicos. Un acto religioso no puede ser realizado con la ayuda de bayonetas o bombas. Pueden asentarse en Palestina sólo a través de la buena voluntad de los árabes. En la situación actual, son los copartícipes de los británicos en el despojo de un pueblo que no les ha hecho ningún mal. No estoy defendiendo los excesos árabes. Desearía que hubieran escogido el camino de la no-violencia en la resistencia contra lo que consideran justamente como una invasión inaceptable de su país..."

Para comprender mejor la realidad que padece Palestina y el Islam en general recurrimos a Kamel Gómez, presidente de la Unión Árabe de Mar del Plata.

Kamel, descendiente de sirios pero nacido en Argentina, empezó a transitar el Islam a partir de los 8 años, aunque la cultura árabe siempre estuvo presente en su casa. “Mi papá, es el que me transportaba a ese mundo viviendo en Argentina. Siempre tuve en claro que mi país es este, pero con una cultura relacionada con los países árabes”.

Transcurrieron los años y en el 2007 viajó a Irán, invitado por la Conferencia Islámica de Buenos Aires: “Encontré una revolución de 6 años, pero con una fuerza para poder seguir increíble. Son muy poco materialistas y entienden al ser humano como algo sentimental. Siempre valoran la familia, no existe el divorcio”.

¿Cómo hacen para mantener la cultura ante la influencia de occidente?
-En el caso de Irán es muy limitado, en general las personas que quieren parecerse más en occidente en algunas cosas no ponen en juego su tradición, su nacionalismo y demás.

El Islam es una fortaleza intelectual e ideológica que no necesita de occidente. El Islam es una tradición viva, que crece, se desarrolla y es el actor principal para explicar el mundo. En cambo, occidente tiene una crisis tan profunda que no representa un amenaza, pero sí a nivel militar.

¿Cuánto afectó las diferentes invasiones de Estados Unidos a Medio Oriente?
-Hay que hacer una distinción entre pueblo y gobierno. En las calles del mundo Islámico árabe el repudio a los Estados Unidos es unánime. Lamentablemente, muchos gobiernos son apoyados económicamente y militarmente por el país norteamericano.

De alguna manera, entra la importancia de ese proceso latinoamericano de emancipación. Los musulmanes no podemos ser actores que miren los conflictos por televisión, sino participar activamente de estos procesos.

¿Qué importancia tiene el estado de Israel en Palestina y la zona?
-Creo que la creación del estado de Israel en esa zona, fue una desgracia para los árabes y el mundo islámico. Se le quiere hacer creer al mundo que el Islam no tiene nada para ofrecerle, nosotros tenemos una frase que siempre repetimos: "Para la derecha, el islam representa barbarismo; para la izquierda, una teocracia medieval; para el centro, una especie de exotismo desagradable. A pesar que se sabe muy poco sobre el mundo islámico, existe un acuerdo de que allí no hay demasiado que se pueda aprobar".

¿Qué le brinda o le puede brindar al mundo el Islam?
-El Islam es una tradición integral que le aporta al hombre espiritualidad, ética, moral, principios y valores. Le otorga un sistema de vida, tanto para la sociedad como para el individuo y representa un proyecto civilizatorio diferente al de occidente.

El Islam habla sobre el derecho del hombre sobre la naturaleza y la naturaleza sobre el hombre. Es una concepción diferente del cosmos, del mundo.

¿Uno de los métodos que usan para que el Islam no muestre su verdadera cara es ensuciando su religión?
-Si, la mejor manera es tratar de ensuciarlo para que nosotros siempre tengamos que explicar lo que no somos y nunca poder decir lo que efectivamente representamos.

Se realizaron dos marchas en apoyo a la resistencia árabe y en repudio a la invasión sionista a Palestina. ¿Cómo observaste dichas manifestaciones?
-Fue muy positiva la solidaridad hacia la adhesión e incluso a la identificación de algunos sectores con la resistencia palestina. Lo importante es que Mar del Plata estuvo presente. Los pueblos unidos, tienen un poder que permite pensar que otra unidad, que otro mundo y que otro camino por recorrer es posible. Que haya sensibilidad social por algo que parece lejos pero está tan cerca es importante.

Después de las marchas los acusaron de racistas. ¿Qué te generó al leerlo?
-En realidad, los sionistas tienen muchísimo poder económico y a los grandes medios masivos de su lado. Todo aquello que les molestaba, lo quieren tildar de antisemita, pero es innegable la masacre de Israel en Palestina, tiene más de 60 años.

¿Cómo continúa la resistencia desde tu lugar?
-Nosotros tenemos las puertas abiertas para charlar y para debatir este tema. También tenemos que estar recordando cotidianamente y tratando de difundir nuestras ideas.

Diego Malbernat