sábado, 27 de septiembre de 2008

Mar del Plata de Pie por los Tobas

Cuando se observan problemáticas sociales como las inundaciones de Santa Fe o la hambruna en la Provincia de Tucumán, es el instante en que los argentinos demostramos nuestro compromiso social con la comunidad en la que vivimos. Sin embargo, poca gente se compromete con la realidad que se vive en nuestro país y piensa en la situación del prójimo.

Entre las escasas instituciones que se ocupan de realizar obras solidarias, se encuentra la Organización No Gubernamental (ONG) “Mar del Plata de Pie”, que es presidida por Sandra D´Alessandro. El organismo en cuestión, está realizando una campaña para ayudar a los Tobas que viven en el Impenetrable del Chaco, en situaciones de vida degradantes. De esto y mucho más estuvimos charlando con su responsable.

-¿Cómo se forma y cuando la ONG “Mar del Plata de Pie”?
La Organización se forma en el año 2002, después de la caída del ex Presidente Fernando De La Rúa, cuando en el 2001 creíamos que el país estallaba por todos lados. Fue entonces que un grupo de vecinos de la ciudad, algunos con trabajo y otros desocupados, decidimos formar una ONG y surgió el nombre “Mar del Plata de Pie”, porque creemos que en algún momento la sociedad marplatense se tiene que poner de pie.

-¿Qué tipo de actividades han llevado a cabo?
Hemos hecho proyectos de micro-emprendimientos, entre ellos 3 fueron subvencionados por el Estado, dentro del plan “Manos a la obra”, que aún siguen funcionando y son: una fábrica de vidrios de vitraux; un invernadero, que se encuentra en Sierra de los Padres, y un grupo de chicos jóvenes que fabrican juguetes de madera.

Esta no es la actividad primordial de la institución, ya que lo principal es organizar eventos sociales, todo lo que podemos generar para darles una mano a las personas necesitadas. En ese momento estaba de auge el tema de los comedores, y fue allí cuando se comenzaron a realizar actividades para recaudar alimentos y cosas básicas para los comedores de las periferias de Mar del Plata.

-¿Como se sustenta económicamente la ONG?
Principalmente se mantiene de fondos propios, ósea de lo que cada uno pueda poner de su bolsillo o de lo que se genere para juntar algo para la institución o para desarrollar alguna actividad. Otro de los principales sostenes de la organización son los contactos que se han establecido al tener una historia de 6 años. Por ejemplo, uno de los contactos fue el que nos consiguió el camión donde juntamos las cosas frente a la Catedral.

Esta es la forma que mantenemos con vida a la ONG. Ahora, ¿si vos me preguntas como se debería sustentar?, como en la ciudad de Buenos Aires, donde éstas organizaciones son mantenidas por el aporte de otras organizaciones, ya sean internacionales o el Estado mismo te financia, dándole al presidente y a los rangos más importantes de la organización un sueldo básico, que pueda ser utilizado para las actividades a desarrollar por la misma.

-¿Como interviene la ONG en el plan de ayuda a los Tobas que propone Patricia Sosa?

Mi hijo, Cristian quien es parte de una Secretaría de “Salud y Adolescencia”, es el que me acerca el proyecto a través del profesor y médico pediatra Pedro Sabando. Así nos ponemos en contacto con esta inquietud y empezamos a trabajar juntos en este propósito que empieza Patricia en Buenos Aires.

-¿Cuál es el proyecto que lleva a cabo Patricia Sosa en la provincia del Chaco?
Patricia aspira a que vivan realmente como deben y se merecen, hacerles su vivienda, a que tengan mejor calidad de vida, y para todos aquellos niños que se encuentran enfermos están yendo cuerpos médicos. En el primer viaje Pedro llevo una médica, en este nuevo viaje se lleva un oftalmólogo y otro médico quienes intentan ayudarlos y asistirlos en todo lo que puedan.

-¿Cuántos viajes se han realizado?
Creo que alrededor de 3, ya van por el tercero y este que saldría el 4 de Octubre sería el cuarto. En cada viaje están llevando mercadería y cuerpos médicos, cada vez se suma más gente.

-Uno desde tan lejos no sabe como es la realidad del Impenetrable del Chaco, ¿Podes contarnos, desde tu experiencia de viaje?
Lamentablemente muy triste, mi visión es la de un Estado que abandona una parte de la sociedad. Como le decimos a la gente que se acerca a traer cosas, nosotros nos estamos haciendo cargo de algo que debería hacer el Estado, esta es la primera realidad. La segunda realidad es muy triste, porque los Tobas son una parte de la sociedad que la tienen muy olvidada, son seres humanos y los cuentan dentro de la parte ecológica, no los cuentan dentro de los humanos, pero son parte de nuestras raíces.

Las criaturas tienen que dormir en la tierra, sobre hojas y los gusanos se les meten por los oídos y los infecten a tal punto que crecen con deformaciones. Esas criaturas, el día de mañana no pueden disfrutar de lo que cualquier chico de nuestra sociedad puede vivir, desde ahí les digo que es un desastre.

-¿De qué manera ve, como parte del proyecto que llevan adelante, la conciencia social del argentino en referencia a esta problemática?
Pobre, muy pobre. Yo creo que somos una minoría los que realmente todavía nos importa tener conciencia social o generar en nuestros hijos la conciencia social. Tenemos que volver a infundir los valores que nos enseñaron nuestros padres, a ser solidarios con el otro, a pensar en el prójimo, etc. Son cosas que diariamente se van perdiendo, que ya nuestros hijos no tienen esa conciencia social por participar en política para cambiar las cosas ni por tener cultura del trabajo que es lo que te cambia esa mentalidad.

Mucha de la gente que se acerca y trae cosas tiene conciencia social. Pero hay otros que vienen y te tiran lo que en la casa le sacaron del placard y uno se pregunta porque lo dejan acá, vayan y tirenlo en la basura si esto no sirve para ustedes, tampoco sirve para ellos.